Una oportunidad para mejorar la formación docente

Hemos leído en el diario Clarín sección opinión del día 2/5/2018.
Nos pareció interesante hacerles conocer al público que ingresa al sitio de Medicina Escolar.
No queremos hacer una afirmación sino hacerlo conocer.
Sería muy interesante que Medicina Escolar sea participe de esta propuesta.

Un debate muy importante se está desarrollando en la Ciudad. Mejorar la formación de los educadores es una necesidad imperiosa y requiere atención prioritaria, largamente demandada. El Gobierno porteño presentó una iniciativa con proyecto de ley ante la Legislatura. Si la creación de una universidad para maestros, reuniendo en su interior a los institutos terciarios existentes es el mejor camino para lograrlo es, al menos, discutible.

El Gobierno tiene la posibilidad de no enamorarse de su idea original, escuchar alternativas y abrir el camino para construir un proyecto posible.

La nueva universidad nace como una institución totalmente de este siglo.

Sería un ámbito de enseñanza, investigación y docencia. Un espacio de interacción entre educadores, ingenieros y analistas de sistemas, sociólogos, antropólogos, filósofos, médicos. Un espacio para conocer las culturas juveniles, de inmersión en la cultura digital y en sus vínculos en constante renovación con la educación y el mundo del trabajo.

Los institutos continúan con su tarea y asumen un compromiso con la mejora continua en búsqueda de la excelencia.

Con la creación de la nueva universidad se reorganiza todo el sistema de educación superior, articulando las instituciones existentes y la recientemente creada en base a un sistema de créditos. Los planes de estudios tienen un núcleo duro de materias y actividades obligatorias y otras optativas. Algunas de ellas podrán cursarse en cualquiera de los profesorados y en las universidades que se sumen a la propuesta. Los estudiantes podrán armar, en parte, un currículum ligado a sus intereses más específicos.

La nueva universidad ofrecerá actividades, cursos y materias con modalidad a distancia y on line. Incluyendo algunas de las que son obligatorias en los planes de estudios y muchas de las optativas. Los alumnos podrán tomar cursos presenciales en los institutos y reforzarlos con cursos on line de la universidad. En convenios con universidades argentinas y extranjeras se pueden ofrecer rápidamente una serie de cursos complementarios de los que hoy se dictan, mientras se desarrolla la producción propia. Se concentra aquí toda la energía innovadora que se pueda incorporar.

El Gobierno promoverá que entre la nueva universidad y los institutos surjan instancias y mecanismos de articulación de cara a un mutuo enriquecimiento. Se abrió una oportunidad. Tratemos de no desaprovecharla. Si bien no es aceptable una propuesta de reforma arrasadora, menos lo es el inmovilismo como alternativa. Hay una decisión política de cambiar. Hay muchos y valiosos recursos en el nivel superior de la educación porteña, seamos capaces de potenciarlos y organizarlos para enfrentar los nuevos desafíos.

Mario Giannoni es ex ministro de Educación de la Ciudad y Sergio Abrevaya es legislador de la Ciudad

02/05/2018 – 00:00Clarin.com Opinión